27 febrero, 2024

La salud digital en la Argentina cobró impulso y enriqueció el debate

Distintos hitos que se sucedieron en los tres primeros meses de 2023 permitieron poner en discusión los ejes que se plantean alrededor de la salud digital en la Argentina, un país que se destaca por contar con profesionales de informática médica con experiencia y conocimiento tanto en tecnologías como en políticas y normativas, y que ocupan espacios tanto en el sector público como en el privado.

Los momentos clave de estos tres primeros meses van desde la presentación de la Receta Electrónica Bonaerense, hasta la aprobación de la Norma IRAM 17.610 sobre los Ecosistemas Digitales de Integrabilidad (EDI), pasando por la reglamentación de la Ley 27.553 de Recetas Electrónicas o Digitales, y la aprobación de la ley que crea el Programa Federal Único de Informatización y Digitalización de las Historias Clínicas de la República Argentina.

El escenario variopinto de la informática médica en la Argentina permite que cada novedad entorno a la salud digital pueda ser abordada desde distintas aristas, como la tecnológica, la política y normativa; entre otras, y ofrecer miradas que pueden mejorar las implementaciones haciéndolas más eficientes y robustas para alcanzar el objetivo de una verdadera cobertura universal en salud.

El lanzamiento a mediados de febrero de la Receta Electrónica Bonaerense (REB) generó gran revuelo y expectativa en la comunidad de informática médica argentina. La REB comenzó a funcionar el 1° de marzo y tendrá al menos dos etapas, una con la entrega presencial de la firma electrónica a los médicos en los 175 puntos de registro y la posibilidad de que los pacientes puedan comprar sus medicamentos en cualquier farmacia de la provincia de Buenos Aires. Y una segunda etapa en la que se prevé la entrega de firmas digitales remotas a los profesionales y la integración con los sistemas de validación internos de obras sociales y prepagas y con otras HCE que incluyan recetas electrónicas, entre otras mejoras.

Joia Nuñez, médica especializada en pediatría y referente de informática en salud.

Tan solo diez días después de presentada la REB, se reglamentó la Ley 27.553 que regula la prescripción y dispensación de medicamentos en Argentina. En la reglamentación se especifican las definiciones de las recetas electrónica y la digital, y se establece que todas las recetas electrónicas deben ser emitidas en este formato, eliminando la posibilidad de usar la receta digitalizada (foto del papel); entre otras disposiciones. “Esta medida tiene como objetivo mejorar la seguridad y la eficiencia en la prescripción y dispensación de medicamentos, reduciendo la posibilidad de errores y fraudes”, asegura Joia Nuñez, médica especializada en pediatría y referente de informática en salud.

Nuñez explica los detalles aquí y señala que “esta medida no solo garantiza la seguridad y la integridad de los documentos, sino que también facilita el acceso a la información para los profesionales de la salud y mejora la calidad de la atención médica para los pacientes”. Según Nuñez, “al seguir los pasos necesarios para cumplir con la nueva reglamentación, los profesionales y los pacientes pueden asegurarse de que están contribuyendo a la creación de un sistema de salud más avanzado y confiable”.

Casi en simultáneo a la reglamentación de la Ley 27.553, el 28 de febrero, se aprueba la ley que crea el Programa de Federal Único de Informatización y Digitalización de las Historias Clínicas de la República Argentina. Esta fue una de las normativas que más revuelo causó, especialmente porque se entiende que la conformación de un registro único no es lo mejor para lograr la interoperabilidad en un país federal.

Desde el Centro de Implementación e Investigación en Políticas de Salud (CIIPS), con sede en el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), consideran que la sanción de esta Ley “es un paso necesario en la transformación digital de la salud pública”, pero ponen atención en algunos puntos como, por ejemplo, “el intercambio de información entre sistemas (interoperabilidad) en vez de buscar crear un único sistema para todos los pacientes”. Si bien aún resta la reglamentación de esta ley, en CIIPS señalan que “el almacenamiento centralizado de datos sanitarios de todos los ciudadanos es una estrategia que falló en la mayoría de los países donde se intentó, sobre todo en aquellos con forma republicana de gobierno”.

Asimismo, para lograr que los pacientes sean los verdaderos dueños de su historia clínica, reclaman un mayor avance en la creación de portales de pacientes/ciudadanos que les permita acceder en línea a toda la información contenida en sus historias clínicas electrónicas.

Consultor en Pan American Helath Organization y Consultor en CIIPS

Además, Daniel Rizzato Lede, consultor del CIIPS, marca que “contar con los recursos necesarios para implementar las acciones establecidas en la ley es un aspecto clave para garantizar los beneficios para equipos de salud y población en general”. Lede se refiere a que como la administración de la salud es una potestad no delegada por las provincias en el gobierno nacional, el mayor porcentaje de gasto sanitario sale de las arcas provinciales. Y que “más del 80-90% de ese presupuesto se usa en atender el pago de salarios de la plantilla de personal vinculado a la asistencia sanitaria, dejando poco margen para inversiones ordinarias en mantenimiento, insumos, infraestructura, etc. entre los que se encuentra la digitalización del sistema de salud”. Por eso, considera “fundamental” que esta ley esté acompañada de las partidas presupuestarias necesarias tanto a nivel nacional como de las jurisdicciones.

Frente a las distintas consideraciones del CIIPS, existen algunos casos de otros países que vale la pena observar para tener un contrapunto, en especial en temas de interoperabilidad, acceso a los datos y partidas presupuestarias. Uno de ellos es el chileno, que recientemente aprobó la Ley 21.541, la cual introduce modificaciones a diversos cuerpos legales del ámbito de la salud con el objetivo de permitir a los prestadores de efectuar atenciones a distancia o mediante telemedicina (ver recuadro).

Fernando Sanz, gerente de Sistemas del Hospital Garrahan

Fernando Sanz, gerente de Sistemas del Hospital Garrahan, entiende que la ley para la digitalización historias clínicas es un avance importante y que apunta a la interoperabilidad de todo el sistema de salud. Al igual que Lede, destaca que “muchas jurisdicciones necesitarán ayuda presupuestaria para trazar un plan en este sentido” y que “un modo de apoyarlas es diseñar políticas de incentivos para garantizar que el acceso sea universal”.

El Garrahan cuenta con sus historias clínicas informatizadas hace varios años a través de un desarrollo propio. Comenzaron a implementar Snomed hace un par de años y ya concluyeron su instalación en el módulo ambulatorio y avanzan hacia el de internación. En este 2023 prevén federar a todos los pacientes en el BUS de interoperabilidad con FHIR (Fast Healthcare Interoperability Resources) con al menos un módulo de la Historia Clínica.

Por último, en Argentina, a mediados de marzo IRAM aprobó la Norma 17.610 sobre Ecosistemas Digitales de Integrabilidad (EDI) que Telemedicina-Salud en línea anticipó en esta nota de noviembre de 2022. La norma es un marco de referencia nacional para ecosistemas de interoperabilidad estableciendo requisitos en sus dimensiones técnica y operacional; mientras que en las dimensiones semántica y legal brinda recomendaciones. También aborda los temas de gestión y gobernanza del EDI.

Gustavo Giorgetti, fundador de ThinkNet y uno de los principales impulsores de X-Road en Argentina

Para Gustavo Giorgetti, uno de los principales evangelizadores de X-Road en la Argentina, la norma 17.610 es un paso fundamental para que se comience a interoperar entre las distintas provincias. Hoy EDI X-Road está presente en el 25% de las 24 jurisdicciones de la Argentina, “y es posible armar un EDI transversal para salud”.

Otros piensan que para empezar a pensar en X-Road primero hay que resolver otros temas, como el de infraestructura de conectividad, pero lo cierto es que ya existen provincias que lo están utilizando con éxito. Cada provincia al crear un EDI pone a disposición del resto de las jurisdicciones un catálogo de servicios. El de la salud puede ser uno de ellos.

A pocos meses de comenzado 2023, la salud digital en la Argentina cobró un impulso fenomenal. Es momento de aprovecharlo desde cada lugar que permita acompañar su desarrollo. El escenario revela oportunidades de capitalización tanto pública como privada. Y lo más importante, abre la puerta a la universalización de la salud en un país que necesita repensar su sistema sanitario para lograrlo.

Contrapunto en Chile
La reciente sanción de la Ley 21.541 en Chile que introduce modificaciones a diversos cuerpos legales del ámbito de la salud con el objetivo de permitir a los prestadores de efectuar atenciones a distancia o mediante telemedicina, podría otorgar otra mirada en algunos puntos de la normativa argentina. Alejandro Mauro, médico jefe de Transformación Digital Clínica de Clínica Alemana de Santiago (Chile), destacó de la ley chilena que el Ministerio de Salud promulgará un reglamento que establecerá requisitos y procedimientos para otorgar prestaciones de Salud Digital, además de exigir la acreditación de las plataformas de telemedicina. “Esto será fiscalizable y un paso clave para la modernización y accesibilidad de la salud”, señaló. También que, en los próximos 18 meses, estará disponible un reglamento y norma técnica que regulará los estándares para la interoperabilidad de la Historia Clínica Electrónica, “algo que permitirá compartir la información de salud entre los diferentes prestadores”. Que los pacientes podrán solicitar electrónicamente la información de su Historia Clínica en un formato estructurado y de uso común, lo cual permitirá la portabilidad de esta información a otro prestador. Y que se garantiza el presupuesto para que esto sea realidad con partidas del Ministerio de Hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...


The reCAPTCHA verification period has expired. Please reload the page.