15 abril, 2024

Compartir

GS1 apuesta a EDI para contribuir a la seguridad del paciente

Durante el Seminario GS1 Argentina Salud, Estela Izquierdo, presidenta de la Asociación de Argentina de Auditoria y Gestión Sanitaria, recordó que la seguridad del paciente es una de las principales necesidades para evitar muertes por errores que se producen en las distintas etapas de atención de un paciente.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los daños causados a pacientes se ubican en el lugar N°14 en la lista de causas de morbimortalidad mundial. Además, uno de cada diez pacientes sufre daños durante la estancia hospitalaria en países de altos recursos -de los cuales, el 50% se podría haber prevenido-; 14 de cada 100 padecen infección hospitalaria; y la gestión de todos los aspectos de los eventos adversos representan un 15% del gasto sanitario.

Se considera que la seguridad del paciente es la ausencia de esos daños evitables durante todo el proceso en que ese paciente está en la atención médica. Los daños van desde errores en el diagnóstico, hasta errores en la administración de medicamentos, pasando por cuidados fragmentados (distintos especialistas en diferentes sitios y tiempos), complicaciones evitables (algo tan sencillo como el lavado de manos en los distintos momentos de atención a un paciente, es clave) y errores de comunicación.

Cada punto de atención por donde circula el paciente contiene un cierto grado de inseguridad inherente. Pero todos los pacientes tienen derecho a una atención eficaz y segura en todo momento. En este sentido, se identificaron nueve soluciones para la seguridad del paciente a fin de salvar vidas y evitar daños: Evitar medicamentos de aspecto y nombres parecidos, porque pueden confundir; identificar a los pacientes, lograr una comunicación efectiva durante el traspaso de pacientes, realizar el procedimiento correcto en el lugar del cuerpo correcto y en el área del centro de salud indicada, controlar las soluciones concentradas de electrolitos (potasio, magnesio, son muy sensibles y su mala administración puede causar muertes), asegurar la precisión de la medicación en las transiciones asistenciales, evitar los errores de conexión de catéteres y tubos, usar una sola vez los dispositivos de inyección y, casi una de las más importantes, mejorar la higiene de las manos para prevenir las infecciones asociadas a la atención a la salud.

Atentos a esta realidad, una de las políticas públicas argentinas destinadas a mejorar la atención de los pacientes en las distintas instituciones de salud es el Plan Nacional de Calidad en Salud 2021/2024 que asume que la calidad “es una condición o valor imprescindible e irrenunciable para el sistema de salud argentino, que entiende que su concreción tiene relación con un cambio cultural y el empoderamiento de todos los sistemas y actores, en comunicación permanente con los pacientes, sus familias y la comunidad en el seno de la organización sanitaria de manera escalonada y con una visión a largo plazo”.

Mario Abitbol, gerente del Vertical Salud en GS1 Argentina, reconoció que “todo esto pasa”, pero valoró que “la buena noticia es que podemos solucionarlo”. La Asociación Civil Argentina de Codificación de Productos Comerciales trabaja tanto con el sector público como con el privado para alcanzar una trazabilidad de las distintas instancias del ecosistema de atención a los pacientes que permita minimizar los errores.

En todos los aspectos, a medida que avanza la tecnología, surgen nuevos desafíos. En trazabilidad de medicamentos, por ejemplo, muchas veces se encuentra en un envase dos códigos, uno de barras y uno bidimensional y laboratorios quieren incluir un QR para bajar el prospecto. Entonces esto puede llevar a errores de lectura del código correcto según la información que se necesita contar para cada proceso. Una de las tareas de GS1 Argentina, en este sentido, es darle una solución en una labor conjunta con el mercado y la ANMAT.

Del mismo modo sucede con el cannabis medicinal, tema en el que también están trabajando para darle trazabilidad desde la semilla hasta el extracto y la producción de aceite. O con la entrega certificada, integrando el flujo físico de los materiales como el de los datos.

En el caso de los medicamentos, las distribuidoras comenzaron a trabajar con el intercambio electrónico de documentos (EDI) con las droguerías. EDI GS1 es una herramienta digital que estandariza los distintos ciclos del medicamento: pedido, entrega, devolución, facturación, etc (ver nota sobre EDI GS1 aquí). Así, GS1 se busca asegurar los 5 “correctos” del paciente: producto correcto, paciente correcto, vía correcta, momento correcto y dosis correcta.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *