El Gobierno Digital como plataforma que permite transparencia e interoperabilidad

Los tres pilares de un Gobierno Abierto son la transparencia, la colaboración y la transformación y ponen al ciudadano en el centro de la escena; base sobre la que Red Hat estructuró su oferta de plataformas y organizó un evento con dos funcionarios argentinos para conversar sobre las apuestas digitales locales: Sandra D´Agostino, subsecretaria de Gobierno Digital de la Provincia de Buenos Aires, y Jorge Aguado, embajador tecnológico de la Ciudad de Buenos Aires.

El detalle de la obra de D´Agostino fue publicada en Telemedicina – Salud en línea en ediciones anteriores (Ver: https://saludenlinea.com.ar/2021/01/24/queremos-llegar-con-conectividad-a-toda-la-provincia/ y https://saludenlinea.com.ar/2021/01/24/gpba-destinara-us-5-millones-para-montar-un-datacenter-y-ampliar-la-red-de-telecomunicaciones/). En su participación en este evento, dio ejemplos concretos de una apuesta que ofrece servicios a 52 áreas de informática provincial, que se integró con los otros poderes del Estado y que, además, contempla la multiplicidad de las realidades de las y los bonaerenses al momento de definir modalidades de acceso y políticas de brecha digital ciudadana.

Por su parte, Aguado realizó declamaciones de ideas sobre el potencial de la innovación, aunque se vieron contrastadas con la realidad de un distrito que vio colapsado -en muy poco tiempo- su sistema de inscripción para acceder de forma transparente a los turnos de la vacunación contra el Covid-19.

De la teoría. Red Hat propone implementar el Gobierno Digital como Plataforma (GDP). Hernán Gambaro, arquitecto de Soluciones para el Sector Público de la compañía, sostuvo que “la pandemia nos dio un golpe de realidad a todos” porque nos “empujó hacia un cambio cultural y a avanzar hacia la transformación digital”.

Entre los desafíos que Red Hat relevó a nivel global, se destacan que el 85% de los ciudadanos demandan al Estado los mismos servicios digitales que le reclaman al sector privado, y que el 70% del presupuesto de las unidades IT de los organismos públicos se destina a mantenimiento y deja “poco margen” para la innovación.

En materia de tendencias, Gambaro señaló que “el mundo va hacia la nube hibrida –pública y privada- y lo interesante es contar con una estrategia adecuada, que posea la seguridad, la flexibilidad y la calidad de servicio buscadas”.

De la práctica. Los representantes del sector público bonaerense y porteño repasaron sus iniciativas y, mientras D´Agostino sostuvo que “la transformación digital abarca a todas las áreas de gobierno”, Aguado valoró que “posibilita empezar a trabajar de una forma colaborativa”.

Para ambos funcionarios, la pandemia fue la “aceleradora” del proceso de digitalización que se da en ambos distritos y que la cuestión “cultural” resulta medular tanto para los trabajadores de las administraciones públicas como para los ciudadanos.

“En enero de 2020, en las reuniones con el Ministerio de Salud (porteño), poníamos en la mesa el tema de telemedicina y nos decían que aún faltaban tres o cuatro años para poder desarrollarla y, al poco tiempo, no tuvimos otra opción”, recordó Alonso y festejó que “ahora no querrán dejarla de lado”.

D´Agostino, lamentó la pandemia “por todos los dolores humanos que causa” y admitió que, en términos de procesos digitales, “ayudó a implementar mucha de la transformación digital que veníamos postergando, porque las áreas usuarias no se veían en el momento adecuado para poder implementar; pero el 19 de marzo de 2020 tuvimos que cerrar las dependencias y seguir trabajando a distancia”.

Para ambos oradores, la idea de una interoperabilidad nacional, entre poderes, es una idea a trabajar. Una idea profunda en la que D´Agostino admitió acreditar una década en desarrollos, apuestas e investigaciones, y que Aguado valoró como “muy necesario”, pero “utópico”.

“Respecto a interoperabilidad, vengo trabajando hace más de diez años”, dijo la funcionaria bonaerense, y destacó las directivas al respecto que realiza la presidencia de la Nación. Contó que “tenemos un grupo específico para trabajar interoperabilidad” y que se encuentran ampliando el BUS porque es la única forma que tenemos de avanzar: al ciudadano no le importa si los trámites son nacionales o provinciales porque si el Estado ya tiene sus datos no debería volvérselos a pedir”. (ver concepto de Once Only en caso Estonia: https://saludenlinea.com.ar/2019/07/28/la-ensenanza-de-estonia-para-el-e-health/ ).

En el mismo sentido, Aguado expresó: “Creo que es muy necesaria la interoperabilidad de todos los niveles, pero veo muy utópica la interoperabilidad total”, y admitió que “la base sería trabajar en la identidad digital de los ciudadanos” y señaló la experiencia de X-Road de Neuquén: “Estamos al tanto de lo que hizo Neuquén y desde el punto de vista regulatorio, estaría bueno ir hacia esa logica”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − one =