14 julio, 2024

Compartir

Las TICs son fundamentales para la labor del INCUCAI

Según datos del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), durante 2023, 4.264 pacientes en lista de espera recibieron un trasplante, de los cuales 2.143 fueron de órganos y 2.121 de córneas. Estos trasplantes fueron posibles gracias a la concreción de más de 1.700 procesos de donación en todo el territorio nacional (816 con diagnóstico de muerte encefálica y 947 con parada cardiorrespiratoria) y a una política de al menos 20 años de desarrollo e implementación de herramientas de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) que fortalecieron el organismo y su labor.

“Para los sistemas de donación y trasplante de órganos, tejidos y células es fundamental contar con un registro sólido y confiable de la actividad que permita garantizar la transparencia y la trazabilidad de los procesos, conectando a todos los actores que participan en ellos”, señalaron desde INCUCAI. Mientras que, en el último año, el organismo incorporó dos máquinas de perfusión y dispositivos de monitoreo de temperatura y geolocalización. Además, con inversión estatal se creó el Laboratorio Nacional de Inmunogenética, que funciona en la sede del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) del INCUCAI.

Adquisiciones e inauguraciones recientes. Las máquinas de perfusión ex situ son dispositivos extracorpóreos diseñados para optimizar la evaluación, preservación y recuperación de riñones destinados a trasplante. Las máquinas, las primeras que se utilizan en nuestro país, se encuentran en el Hospital Cosme Argerich y fueron adquiridas por INCUCAI, para ser utilizadas dentro de todo el territorio nacional.

Se compraron también 70 dispositivos de monitoreo de temperatura y geolocalización para implementarlos en el transporte de órganos y tejidos. Estos aparatos cuentan con un sistema electrónico y de informática que permiten optimizar la calidad, seguridad y trazabilidad en los procesos, ya que monitorean la cadena de frío y ofrecen georeferencia durante el transporte de material biológico para trasplantes.

Desde junio de 2023, además, funciona el Laboratorio Nacional de Inmunogenética. Su creación es clave porque ofrece la posibilidad de efectuar estudios de histocompatibilidad entre donantes y receptores, otorgando a la Argentina autosuficiencia respecto de la realización de este tipo de estudios y mejorando la accesibilidad a los mismos. Se logra así agilidad en la respuesta, facilita el acceso a aquellas provincias o regiones que carecen de estos establecimientos, o brinda soporte a aquellas cuya capacidad operativa no resulte suficiente. Mientras que, en los casos de urgencia, el laboratorio permite la realización de estudios que se hacían en el exterior, acelerando los tiempos de búsqueda de donantes.

“Asimismo, en el caso de trasplante de órganos sólidos y tejidos, el laboratorio acortará los tiempos de ingreso a las listas de espera, lo que disminuirá sustancialmente la morbimortalidad de estos pacientes y se optimizará la logística de los procesos de donación- trasplante en todo el país”, explicaron desde el INCUCAI y destacaron: “Contar con un laboratorio es un paso de enorme trascendencia para los y las pacientes y sus familias, permitiendo la realización de estudios para incorporar nuevos donantes, el desarrollo de nuevas capacidades científico-tecnológicas para el país con talento humano argentino y, además, la posibilidad de cooperar con países de la región”.

Informatización, seguridad y transparencia. Desde 2003, la Argentina desarrolló e implementó el Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante (SINTRA). Se trata de un sistema informático que permite registrar, gestionar, fiscalizar y consultar todos los aspectos relacionados con la actividad de procuración y trasplante en tiempo real las 24 horas, los 365 días del año.

A través del SINTRA se instrumentan la inscripción y actualización de pacientes en lista de espera, se asignan y distribuyen los órganos y tejidos generados en cada proceso de donación mediante procesos automáticos y se realiza el seguimiento post-trasplante, tanto de los trasplantes realizados con donante fallecido como los concretados con donante vivo, posibilitando el monitoreo y la evaluación permanente de cada etapa.

Este sistema de información está organizado en módulos interconectados, que representan en su conjunto toda la información referida al trasplante en la República Argentina.

El SINTRA permite descentralizar la gestión y fiscalizar la información, integrando a escala nacional a los diversos actores que intervienen en el proceso de donación y trasplante. Asimismo, centraliza la información en un único banco de datos, consistente e integrado, para ofrecer al sistema de salud y a la sociedad en su conjunto una garantía de calidad y transparencia.

Todos los actores del proceso de donación y trasplante pueden acceder con las máximas normas de seguridad e interactuar directamente en el sistema con diferentes niveles de complejidad y contenido según sus necesidades.

Las personas en lista de espera o trasplantadas cuentan con claves de acceso para realizar el seguimiento personal de su ficha desde el momento de la inscripción y durante todo el proceso. “A través del SINTRA los potenciales receptores pueden convertirse en actores protagónicos de su trasplante, instrumentando su derecho de acceso a la información a través de múltiples canales habilitados y focalizando los procesos de inscripción en lista de espera y realizando el seguimiento postrasplante”, destacaron desde INCUCAI.

Acceso público. El SINTRA es también es una fuente de información de acceso libre para la comunidad en general, ya que cuenta con información de acceso público en la Central de Reportes y Estadísticas del SINTRA (CRESI). El CRESI devuelve a la sociedad toda la información de la actividad de procuración y trasplante en Argentina en reportes flexibles, dinámicos y en tiempo real. Los datos de los reportes son numéricos y no contienen información confidencial.

“El SINTRA representa una gran fortaleza para el Sistema de Donación y Trasplante argentino. Esta herramienta de procesamiento de información y comunicación continúa en permanente desarrollo implementando nuevas funcionalidades seguras y de calidad en el manejo y disponibilidad de la información y fomentando la participación de todas las personas involucradas en la actividad de donación y trasplante de órganos, tejidos y células”, concluyeron desde el INCUCAI.

[su_box title=”Donación en Asistolia” box_color=”#2aa4af”]En el marco de las estrategias implementadas y con el objetivo de incrementar la cantidad de órganos y tejidos para trasplante, comenzó a desarrollarse en la Argentina la donación de órganos posterior al cese irreversible de las funciones circulatorias, denominada “donación en asistolia”. En esta primera etapa, se desarrollará el protocolo de donantes en asistolia controlada, lo cual supone la posibilidad de obtención de órganos en pacientes en los que se ha decidido el retiro de las medidas de soporte vital o adecuación del esfuerzo terapéutico. El proceso de tomar decisiones respecto a adecuación terapéutica es competencia pura y exclusivamente del equipo de las unidades de cuidados intensivos en conjunto con las decisiones del paciente y/o la familia. Argentina se encuentra en el proceso de normatizar la donación en asistolia en donde converge el trabajo mancomunado de las unidades de cuidados intensivos y del sistema de donación-trasplante en una práctica que, al igual que ha acontecido en otros países, puede incrementar las posibilidades de trasplante de aquellos pacientes que están en lista de espera. [/su_box]

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *