Hospitales de la región invertirán para mejorar los flujos de trabajo

Hospitales de la región invertirán para mejorar los flujos de trabajo

Un estudio realizado por Zebra Technologies Corporation entre más de 500 responsables y ejecutivos hospitalarios de alto nivel en los departamentos médicos, de TI y de compras de las regiones de Asia-Pacífico, Europa, América latina y América del norte; reveló un mayor interés y compromiso en incorporación de Tecnologías de la Información y la Comunicación para ir hacia un escenario de salud digital.

De acuerdo con este informe -denominado “Hospitales más Inteligentes y Conectados”- el 63% de los hospitales de la región considera que las organizaciones no invierten lo suficiente para maximizar la eficiencia del personal médico, y que la solución a este escenario está en las TICs.

En esta línea, el 88% de los responsables a nivel ejecutivo y el 86% de los médicos encuestados en América latina, acordaron en que la trazabilidad e información en tiempo real es esencial para ofrecer una mejor atención al paciente. Las soluciones de movilidad son las que más se están incorporando, además de sistemas de localización en tiempo real (RTLS) y herramientas que ayudan a mejorar los flujos de trabajo.

Según Andrés Ávila, gerente para el sector salud de Zebra Technologies en América latina, “la pandemia provocada por el COVID-19 ha puesto a prueba la eficiencia de los flujos de trabajo tanto clínicos como administrativos, y como resultado los responsables de la toma de decisiones en este segmento se enfrentan al reto de recalibrar sus sistemas tecnológicos para dar una mejor respuesta tanto a médicos como a pacientes”.

Sobrecarga. A nivel regional, el 79% de los líderes del sector a nivel global reconocen que los médicos y los cuidadores están sobrecargados de trabajo y dedican demasiado tiempo a localizar equipos y suministros. Del mismo modo, más de la mitad afirma que su personal administrativo está igualmente sobrecargado y no puede completar su trabajo durante su turno.

Frente a este contexto,  cerca del 80% de los directivos tiene previsto automatizar los flujos de trabajo  en el próximo año para mejorar la gestión de la cadena de suministro, facilitar la localización de equipos y activos médicos críticos, organizar mejor las salas de urgencias y los quirófanos y agilizar la programación del personal.

Del total encuestado para este informe,  casi tres cuartas partes planea utilizar tecnologías de localización , como las de identificación por radiofrecuencia (RFID), para realizar un mejor seguimiento de los equipos y las muestras. También están recurriendo a soluciones de localización para generar flujos de trabajo más dinámicos, mejorar la eficiencia y la seguridad del personal.

“El personal del hospital debe ser capaz de identificar, rastrear, localizar y supervisar el estado de cada paciente, personal y activo médico. Un dispositivo móvil por sí solo no puede hacerlo. Por eso estamos viendo una rápida inversión en soluciones de localización y automatización”, explicó Ávila. “Esta tecnología mejorará los flujos de trabajo del personal del sector que trabaja en la primera línea y la experiencia del paciente”.

Movilidad. El 84% de los consultados para este estudio cree que la calidad de la atención al paciente mejoraría si las enfermeras, los médicos y los trabajadores del sector salud tuvieran acceso a herramientas de colaboración y dispositivos móviles para la operación hospitalaria.

Actualmente, casi la mitad (49%) de los ejecutivos encuestados proporciona a sus empleados dispositivos corporativos diseñados para el sector (propiedad del hospital), ya que necesitan que sean más resistentes, cada vez se requieren mayores capacidades de gestión remota y la seguridad de los datos se ha convertido en una prioridad absoluta.

De acá a cinco años, la mayoría de los ejecutivos de los hospitales espera haber entregado dispositivos a casi todo su personal. Mientras que hoy la prioridad son enfermeras asignadas a los servicios de urgencias, las unidades de cuidados intensivos (UCI) y los quirófanos, así como en los responsables de tecnología, la gestión de la cadena de suministro/inventario y el transporte de pacientes.  Además, la atención y el seguimiento remoto de los pacientes está ganando protagonismo entre las prioridades de los ejecutivos.   A mediano plazo, se espera equipar a todo el personal con soluciones de movilidad. Y que en dos años haya tantos médicos, farmacéuticos, radiólogos y técnicos de laboratorio con un dispositivo móvil como médicos de urgencias o de cuidados intensivos. 

La trazabilidad y la automatización de los flujos de trabajo se impone como prioridad en la región. Mientras que, a nivel global, la mayoría de los planes de transformación se basan en la tecnología móvil o dependen de ella en gran medida. Para garantizar esta innovación, el primer gran paso es que cada miembro del personal de salud cuente con un dispositivo y así lograr que todos los departamentos del hospital trabajen juntos como un único ecosistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 3 =