30 julio, 2021

El uso de la telemedicina impuso la necesidad de la integración de actores y procesos

El uso de la telemedicina impuso la necesidad de la integración de actores y procesos

La consultora PBG Market Research -comandada por Pilar Barvie– finalizó un estudio de mercado al que Telemedicina-Salud en línea accedió en exclusiva, y que tuvo como finalidad comparar el uso y experiencia de los canales de consulta digital empleados por los pacientes en 2021 con respecto a 2020, ambos años de pandemia. También a medir la imagen percibida de cada plataforma según su experiencia de uso, determinar los motivos de las consultas digitales, detectar las ventajas y desventajas percibidas, mostrar la evaluación de atributos guiados de cada canal de comunicación, y revelar la propensión a continuar utilizando la telemedicina en el futuro.

Con el título “Telemedicina. Hacia un nuevo Patient Experience”, los resultados de este estudio indican que se impuso el rol fundamental de la telemedicina de acercar e integrar la oferta y la demanda poniendo a todos los actores y procesos del ecosistema de la salud a disposición del cuidado del paciente a través de los diferentes canales digitales. Y que existe mucho camino para recorrer y mejorar en las propuestas de salud a distancia, contemplando que el 73% de los pacientes considera que la consulta presencial es más segura, efectiva y más confiable; que el 82% duda de la eficacia de la consulta virtual debido a la falta de revisión física y que el 19 % de los pacientes considera que la consulta virtual es fría y deshumanizada.

No obstante, las ventajas de la telemedicina también se destacan. Entre ellas, la rapidez, la practicidad y la seguridad frente al contagio latente por Covid-19. En esta línea, más del 90% de los pacientes calificaron positivamente su experiencia con las videoconferencias. Pero se observan más claramente las desventajas relacionadas con la falta de revisión física por parte del profesional y los inconvenientes en la comunicación virtual a causa de las malas conexiones a Internet.

Otros resultados hallados por este estudio incluyen que los pacientes vuelven a la consulta presencial, pero ésta convive con los canales digitales; que quienes tienen alguna enfermedad crónica emplearon más la videoconferencia y el e-mail; que las mujeres asistieron más que los hombres a la consulta presencial; que predomina la visita presencial entre quienes tienen cobertura pública, mientras que la videoconferencia lo hace entre quienes poseen prepaga, obra social o PAMI; y que ÜMA Health de Emergencias, CMO de Osde, Hospital Italiano y Llamando al Doctor son las más mencionadas entre quienes usan las app de sus coberturas.

También surgió de esta investigación que prevalecen las consultas de control y seguimiento entre la consultas virtuales, que la propensión a adoptar o a continuar utilizando la consulta virtual en el futuro muestra una leve caída (del 36% en 2020 al 31% en 2021); que luego del primer año de experiencia con las consultas online, 3 de cada 10 pacientes creen que utilizarán los servicios online igual que ahora y otro tanto cree que lo hará aún más; que los hombres que viven en la zona denominada Resto de Buenos Aires (no CABA) usarán más la telemedicina en el futuro; y que quienes cuentan con coberturas privadas emplearán más los servicios de telemedicina que quienes tienen obras sociales o PAMI.

 

Según este estudio de PBG Research, los nuevos usuarios de la salud digital serán más hombres de entre 19 y 55 años y con alguna cobertura médica privada.

La consulta presencial y las videoconferencias obtuvieron calificaciones parejas y muy positivas entre los entrevistados. Mientras que no hubo cambios con respecto a 2020, en términos de percepción de la videoconferencia y el Whatsapp, asociados con la innovación, la facilidad y la practicidad. Y la consulta presencial se percibe más segura, más efectiva y confiable.

En promedio, cada paciente consultó a 2,03 especialistas en los últimos seis meses y el 80% lo hizo para continuar su tratamiento o realizar controles. El clínico, el pediatra, la guardia y el ginecólogo, entre los más demandados. Al tiempo que entre quienes tienen alguna enfermedad crónica, la postergación y/o anulación de turnos y las dificultades para conseguir recetas o autorizaciones prevalecen frente a otros problemas. Asimismo, la flexibilización de la cuarentena trajo aparejadas demoras y dificultades para conseguir turnos y ser atendidos.

One thought on “El uso de la telemedicina impuso la necesidad de la integración de actores y procesos

  1. Personalmente en mi especialidad , dermatologia,la telemedicina no funciona ,solo si es sobre un tratamiento banal o dudas sobre el mismo
    Mi experiencia es q muchos pacientes q tuvieron una consulta x telemedicina ,no quedaron conformes y vienen al profesional q realiza presencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × four =