“X-Road genera un ambiente sanitizado de comunicación digital”

Gustavo Giorgetti, fundador de Thinknet y responsable de la transformación digital en Neuquén.

Gustavo Giorgetti, fundador de Thinknet y responsable de la transformación digital en Neuquén. Inspirado y guiado, en buena medida, por la experiencia de gobierno digital de Estonia, es –junto con Rodolfo Laffitte, ex secretario de Modernización de la Gestión Pública de Neuquén- uno de los más claros y consecuentes evangelizadores sobre la importancia de adoptar estándares de seguridad y confidencialidad como el que, hoy, propicia X-Road.

En diálogo exclusivo con Telemedicina – Salud En línea, Giorgetti repasó el proyecto de ley de interconectividad de datos que trabajan en aquella provincia, la iniciativa de crear un Ecosistema de Integrabilidad a nivel nacional, las experiencias internacionales y la casi certeza de que África y Caribe –porque en digitalización también los últimos serán los primeros- podrán llevar la delantera en implementación de X-Road.

Entrevistado en el marco de la inauguración de la Sala de Prensa disponible para los Media Partners de las Jornadas de Informática en Salud del Hospital Italiano (JISHIBA), el fundador de Thinknet celebró que la Organización Mundial de la Salud (OMS) valorara la experiencia del país más digital del mundo al punto de firmar un acuerdo tendiente a modernizar el sector de la salud a nivel global.

“Que la OMS tome como ejemplo a Estonia es una oportunidad para poner sobre la mesa los puntos clave que permiten avanzar a las organizaciones”, dijo Giorgetti y juzgó de forma positiva el “proyecto incipiente” de crear un Ecosistema de Integrabilidad Federal Argentino, que desplegará la infraestructura mínima y necesaria para su desarrollo local.

“X-Road genera un ambiente sanitizado de comunicación digital”, explicó este especialista sobre un recurso tecnológico, basado en blockchain, que Estonia desarrolló para su gobierno digital y que puso a disposición del mundo, de forma gratuita, para ayudar al mejor desempeño del sistema de salud mundial; algo que resulta a las claras una buena noticia pero que, sin embargo, requiere de concientización y de posicionamiento en distintas esferas.

¿Cuáles serían las razones para no adoptarlo? Decisiones políticas, resistencia en el sector privado o la falta de entendimiento. Giorgetti recordó la importancia de que “la seguridad sea pareja”: “X-Road no se mete en otra capa de la interoperabildiad, sólo hace seguridad y confidencialidad al punto del no repudio al intercambio de datos, que en Estonia está regulado y que en Neuquén existe un proyecto para que también lo esté, es el momento justo”.

La arquitectura distribuida es “el secreto” que garantiza la seguridad y la transparencia. “Lo interesante fue que Estonia tomó en 2001 algoritmos criptográficos que también uso la blockchain en 2009 para Bitcoin, pero los utilizó de un modo diferente”, contó Giorgetti sobre una experiencia que en aquel país implicó retiros de matrículas médicas y hasta la destitución de alcaldes acusados por utilizar la información disponible de un modo no debido.

La experiencia de Neuquén es un reflejo de Estonia, aunque con las particularidades de esta provincia patagónica. Comenzó en 2007 y la salud es parte de un ecosistema en el que participan actores públicos y privados; que se prevé replicar en Rio Negro, Catamarca y La Pampa gracias al Ecosistema Federal Argentino, aunque “es muy probable que alcance a todo el país” gracias a que su desarrollo se realiza de la mano del Consejo Federal de la Función Pública (Cofefup).

“No es bueno incluir el nombre de un producto en una Ley porque si luego aparece algo mejor frena la posibilidad de avanzar a través del cambio, por eso en Neuquén no está mencionado X-Road pero, por ejemplo, la Ley de interoperabilidad de Colombia sí e indica que hay que usarlo”.

A nivel global, África tendrá la oportunidad histórica de hacer punta de lanza en la incorporación de X-Road, dada la poca infraestructura instalada y bajo nivel de digitalización. “Hay una congregación de 69 países de África y el Caribe, que ya hicieron acuerdos internacionales con Estonia y, como muchos de ellos no tienen ni telefonía fija, no hay migración; van directamente al nuevo modelo”.

Otras experiencias en las que Giorgetti se detuvo fueron la de Canadá, uno de los primeros países en ir hacia el gobierno electrónico, donde “están enloquecidos con X-Road” pero a quienes les cuesta mucho adaptar la infraestructura existente, y la de Alemania, “otro al que le va a costar”, aunque todos los actores de la salud se pusieron de acuerdo y lanzaron su ecosistema basado en  X-Road de forma privada. 

“Estas cosas son disruptivas, pero si la gente entendiera cabalmente su importancia, su avance podría ser más rápido y se terminarían las trabas que ponen aquellos que ven sus negocios en riesgo”, concluyó.

One thought on ““X-Road genera un ambiente sanitizado de comunicación digital”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + seven =