El Plan Nacional de Salud Digital ya federó a 3 millones de pacientes

El sistema de salud argentino tiene la potencia de ser federal y la complejidad de estar fragmentado porque cada jurisdicción tiene independencia para decidir cómo atenderá a sus pacientes y con qué herramientas. A esa tierra de diversidades infinitas la atravesó el Plan Nacional de Salud Digital con un Bus de interoperabilidad, al que ya acceden 38 dominios y en el que están disponibles los índices maestros de 3 millones de pacientes federados; y una propuesta de Historia Clínica Digital (HCD) que para 2020-2024 prevé haberse incorporado en el 80% de los establecimientos de salud.

La apuesta argentina, repasada en el marco de la conferencia Ecosistema de Salud Conectada y realizada de forma virtual por la European Connected Health Alliance (ECHAlliance), muestra el desafío que implica integrar un universo integrado por 29.800 establecimientos de salud, de los cuales sólo 139 están bajo la responsabilidad de Nación, 6.468 en la órbita de los estados provinciales, 4.370 de los estados locales o municipales, y más de 17.000 están en manos de privados y de obras sociales.

“La infraestructura del Ministerio permite que el sector público y privado se conecte; que cada uno pueda usar sus software de salud y, respetando los estándares recomendados, dialoguen, al menos, con la información más crítica” aseguró Cintia Esperanza, coordinadora Operativa y de Planificación Estratégica de la Dirección Nacional de Sistemas de Información de Salud del Ministerio de Salud de la Nación.

Se trata de un Bus de interoperabilidad que ya ofrece el servicio del Registro Nacional de las Personas (Renaper) y al que se conectan 38 dominios que acceden a los índices maestros de 3 millones de pacientes federados oriundos de CABA, Neuquén, Mendoza y San Juan, además de casos como el de Rio Negro que posee unos 5 dominios porque sus hospitales tienen diferentes softwares de salud y, para que sus sistemas pudieran conversar, conectaron una a una sus instituciones.

HCD para todes. Al Bus argentino se le suma posibilidad de que un médico pueda tener disponible la historia clínica del paciente en el momento en el que lo atiende, una capacidad que hoy tienen seis provincias y que para fin de año multiplicarán en habilidades.

Para el resto de las provincias, las que están más demoradas en la adopción digital, el Ministerio de Salud junto a la Universidad del Centro y el Ministerio de Desarrollo Social crearon una historia clínica interoperable, que ya tiene todas las funcionalidades, que se conecta a la red, que cuenta con los estándares Snomed y Fhir, que tiene incorporada la lógica de recupero de costos, que contempla módulos de internación, turnos y consulta ambulatoria, y que es intuitiva, “algo verdaderamente importante para conseguir la adopción en territorio”, valoró Esperanza.

Se trata de una herramienta de código abierto, desarrollada pocos meses y destinada a aquellas instituciones que no pueden comprar o crear una, y que les permite tener un punto de partida al que, paulatinamente, poder agregar habilidades; y que el Ministerio de Salud prevé haber implementado en el 80% de los establecimientos, además de sumar otros ejes de trabajo como la capacitación, la difusión de estándares y de debates en torno de la visión de Estado Futuro para planificar la Agenda Digital en ciernes.

“Es importante empoderar a los servicios de salud con herramientas tecnológicas que les permitan tomar decisiones en tiempo real”, dijo Fernando Núñez, director Nacional de Gorbernanza e Integración de los Sistemas de Salud en Ministerio de Salud de la Nación Argentina, y contó que prevén mantener su desarrollo a lo largo de todo el año para agregarle módulos operativos.

“Es importante para la jurisdicción local poder hacer ese recupero de costos y estamos incentivándolo a través de servicios que forman parte del Bus de interoperabilidad”, destacó Núñez y explicó que ese recupero por la prestación de servicios alcanza tanto de aquella persona que posee una cobertura de salud como a aquella que, por no tenerla, aplica al programa Sumar y con ello el Estado puede retribuir por el servicio de salud brindado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + sixteen =