“Grupo Oroño tomó el camino de la innovación con foco en el paciente”

Patricio Donnelly Kehoe, coordinador de Innovación Tecnológica de la Unidad de Innovación y Creatividad de Grupo Oroño

Con la meta puesta en la interoperabilidad y el foco en la experiencia del paciente, el Grupo Oroño avanza en un plan ambicioso que incluye tener toda su operación integrada en un Sistema de Gestión Hospitalaria (HIS, por sus siglas inglés) único, transformarse en el primer grupo de clínicas argentinas en incorporar la solución Philips Tasy EMR (Electronical Medical Record), que involucró una gran inversión en infraestructura y en la creación de dos datacenters espejados, que estaría lista para enero de 2021; además de planear la postulación en 2023 a la certificación de estándares de la Joint Commission International.

Conversar con Patricio Donnelly Kehoe, coordinador de Innovación Tecnológica de la Unidad de Innovación y Creatividad (UIC), de Grupo Oroño, es apuntar una lista extensa de iniciativas, apuestas e inversiones.

Alrededor del 1,5% de la facturación del Grupo Oroño se destina a IT, sin embargo, “es difícil cuantificarlo bien porque en estos últimos años hubo mucha inversión extraordinaria; habría que ver cómo evoluciona cuando ya estén implementados proyectos como el de Tasy”, admitió Donnelly Kehoe y agregó que, de todos modos, “cuando una empresa toma el camino de la innovación, después tiene que seguir invirtiendo”.

“En la UIC buscamos ser una herramienta transversal a todas las instituciones del Grupo para tener una visión global y, a partir de ahí, proponer soluciones que generen sinergia”, explicó su coordinador y, a lo largo de esta entrevista se encargó de valorar y nombrar los diferentes especialistas que trabajaron en cada uno de los proyectos.

Sucede que Grupo Oroño está integrado por un verdadero ecosistema de salud: una veintena de instituciones rosarinas dedicadas a la prestación de diferentes especialidades como es el caso del Sanatorio Parque, el Sanatorio de Niños, el Instituto Cardiovascular de Rosario (ICR), el centro de Diagnóstico Médico Oroño, Laboratorios CIBIC, Elas, la Maternidad Oroño, la Clínica de Hígado, el Centro de Emergencia de Niños (CEN), el Centro de Emergencias Rosario (CER), INECO Oroño, Red Unitas y Fertya.

“Nos enfocamos en poder unificar íntegramente la experiencia del paciente”, recordó Donnelly Kehoe al mencionar el primer paso de una iniciativa que, además, dio vida a una nueva compañía, llamada Kozaca, de la que él es director de Tecnología (CTO), y que está destinada a atender a las necesidades tecnológicas propias y de terceros (Ver recuadro: Algo más que partners).

El plan. La estrategia de sinergia y enfoque en el paciente del Grupo Oroño cuenta con no más de cuatro años y comenzó con un diagnóstico exhaustivo que evidenció que su pluralidad de sistemas eran imposibles de relacionarse para la prestación conjunta de servicios, por ejemplo, que les permitiera contar con un legajo profesional digital unificado y/o poder tomar turnos vía Web.

“Para ofrecer turnos Web unificados tuvimos que encarar varios proyectos en simultaneo que consolidaran la información proveniente de cinco sistemas diferentes e hicimos uno que pudiera instalarse como capa superior, para procesos automatizados y manuales; que se llama gored.com.ar, está en línea y ofrece unos 1.500 turnos diarios”, repasó Donnelly Kehoe y agregó que “hoy le estamos sumando telemedicina en colaboración con Doc24”.

El objetivo final era tener un HIS único y después de estudiar alternativas y recibir la consultoría del Hospital Italiano de Buenos Aires (HIBA), optaron por contratar Tasy, decisión que los recordará como el primer grupo de clínicas en Argentina en tenerlo en funcionamiento, aunque indexando tablas maestras de Oroño (como federación de pacientes, obras sociales, listado de profesionales, entre otros procesos) y un sistema de gestión de nicho como es el ERP de Finnegans.

“Uno de los requisitos de Tasy era contar con datacenter propio, unificado y en espejo, que ya está montado y al que le están terminando detalles de red; unidos por fibra, con equipos Dell y Oracle; la infraestructura para la base de datos tenía que ser Oracle y la base de datos no podía estar virtualizada; así que todo lo que es virtualización de terminales se hace con VMware”.

Esos datacenters y todas las instituciones de Oroño se conectan entre sí a través de un anillo de red de siete puntos y dos fibras (una principal de 10 gigas y otra de 1 giga), que hizo Transdatos. “La implementación de Tasy se atrasó por la pandemia, pero calculamos que, si todo sale bien, vamos a estar saliendo en Enero”, dijo Donnelly Kehoe.

Desde mediados de año federan pacientes en el BUS de interoperabilidad con el Ministerio de Salud y un “end point de test en el que avanzaremos lo más rápido posible”. Además, participan cada vez que pueden de las jornadas del BUS, “porque nos parece un proyecto fundamental para la Argentina”, dijo y valoró que “quizás, está muy enfocado en el ámbito público, pero falta un poco de interacción para el sector privado. Es sólo cuestión de tiempo y de maduración, y es la pandemia la que impide que se pueda avanzar más rápido”.

Los work in progress.  El área de desarrollo tiene otras iniciativas en danza, como un autorizador unificado para las obras sociales, un prescriptor electrónico, una historia clínica única y una central de imágenes única, esta última de la mano de Carestream: “Ahí se van a integrar otras modalidades que no se estaban almacenando de forma unificada como, por ejemplo, las ecografías, y eso aumentó mucho el caudal de información almacenada”.

“Con la pandemia vimos que los médicos necesitaban tener la información de sus pacientes unificada y evolucionarla; así que hicimos una capa que integra todos los sistemas, es Web y con conceptos de SNOMED”, explicó y agregó: “El de la prescripción digital es un proyecto que estamos terminando, aunque esperamos recibir algunos datos del Ministerio de Salud para poder concluirlo”.

Sin embargo, la pandemia los encontró, en términos del propio entrevistado “muy preparados, con un nivel de desarrollo grande”, quien ejemplificó: “a las video-consultas programadas las desarrollamos en dos semanas, y estamos por lanzar un servicio de atención espontánea y programada para seguimiento de Covid-19, que lo desarrollamos en una semana”.

La integración con equipos de diagnóstico es otro ítem de trabajo: “Ahora queremos que a las imágenes sean accesibles desde todos lados y de una forma segura con un logueo único; y ya lo estamos por largar”, dijo. “Queremos integrar la historia clínica ambulatoria a los resultados de nuestros laboratorios, y nos resta hacerlo con los equipos de señales biomédicas clásicos, como los de terapia intensiva, que no están integrados al nivel que querríamos porque no tenemos una central unificada de estas señales. Pero vamos en ese sentido”, concluyó Donnelly Kehoe.

Algo más que partners
La estrategia de Grupo Oroño es poner foco en la prestación asistencial. Con ese objetivo, desarrollan conocimientos y soluciones que viabilizan a través de sub- compañías que, incubadas en su entorno, comercializan luego a terceros aquellas experiencias exitosas. Así, por ejemplo, Kozaca ofrece soluciones de informática médica con foco en la experiencia del paciente, y MGM Consultores, gestión de calidad médica; entre otros. “El grupo tiene empresas ´partner´ que se dedican a resolver cuestiones específicas que no están en el foco, como comunicación, tecnología, calidad, etc; se tercerizan en empresas que se van formando en su entorno, pero que luego cada una hace su camino: Doc24, por ejemplo. Hoy trabajamos con ellos en telemedicina, no forma parte Oroño, pero su nacimiento está muy emparentado a Oroño”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × two =