19 abril, 2024

Compartir

El MINCyT de Argentina presentó el proyecto “Mi identidad vocal”

Daniel Filmus, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina; y Jorge Rivas, director Nacional de Estrategias Inclusivas, Accesibles y de Desarrollo Sostenible del Transporte del Ministerio de Transporte; presentaron los avances del proyecto de software de voz sintética, el cual fue desarrollado por un grupo de investigación de la Universidad Tecnológica Nacional de la Facultad Regional La Plata (UTN-FRLP) en el marco del Programa “ImpaCT.Ar Ciencia y Tecnología”.

Esta iniciativa -que no tiene precedentes en Argentina- apunta a darle la posibilidad de comunicarse a través de la voz a quienes no pueden, como quienes sufrieron traumatismo cráneoencefálico (TEC), enfermedades neurodegenerativas como la ELA, ACV, tumores laríngeos, Parkinson, esclerosis múltiple y otras patologías que afectan el aparato fonador.

El desarrollo de este software permitirá, a esta población, expresarse a partir de una voz sintética, pero con la particularidad de que la innovación tecnológica aplicada, facilitará la comunicación con su voz natural ya que el insumo principal para este desarrollo es el registro de la voz natural del beneficiario directo, el cual puede hallarse en grabaciones previas a la pérdida de la voz de la persona afectada.

Hasta ahora, los softwares trabajan con una voz sintética que no representa la identidad vocal de quien la utiliza. Pero es de suma importancia para quien esté perdiendo o haya perdido su capacidad del habla, poder hacerlo nuevamente con el mismo timbre y características de su particular forma de hablar, generando así, un fuerte impacto psicosocial en las personas que lo utilicen, de sus familias, grupos vinculantes y de la sociedad en general.

En esta primera etapa, el desarrollo contempla la creación de tres voces sintéticas con entonación y modismos en la forma de hablar y expresarse que tiene una voz argentina. La segunda etapa del proyecto, que se encuentra en desarrollo, consiste en la inclusión del registro de la voz natural del beneficiario directo en el software desarrollado.

El impacto de las TICs en salud. La participación de Jorge Rivas en esta presentación que se efectuó en el Centro Cultural de las Ciencias, tuvo el doble sentido por su rol como funcionario y por ser una víctima de un ataque violento en 2007 que lo dejó cuadripléjico y privado del habla, a raíz de lesiones en gran parte de su movilidad, pero no en sus facultades cognitivas. “La voz también es un derecho, que se valora sobre todo cuando se lo pierde. No tener voz limita gravemente nuestra posibilidad de comunicarnos, nos deja afuera, dependemos de que alguien lea lo que podemos escribir o que entienda nuestras señas”, dijo Rivas.

Rivas explicó que “Mi identidad vocal” “es el primer software de esta naturaleza que se realiza en nuestro país y que podrá acceder a él quien lo necesite y no quien pueda pagarlo”. Y sostuvo: “Siempre ha sido para mí una preocupación cómo garantizar que el avance tecnológico y científico esté al servicio de la humanidad”; a la vez que destacó “lo importante que es para una persona poder disponer de la tecnología para mejorar su calidad de vida”.

Filmus expresó “la emoción de escuchar a Jorge y la profundidad de su pensamiento, que nos hace pensar hacia dónde tenemos que avanzar para democratizar y poner el acceso, en este caso de la voz, al alcance de todas y todos, y tomar dimensión de lo que eso significa para la identidad. Es una gran alegría que desde el Ministerio podamos hacer este aporte no solo para Jorge sino para todas y todos los que lo necesitan”.

Filmus destacó que los proyectos “ImpaCT.Ar” “son importantes porque están dirigidos a resolver necesidades concretas. La diferencia entre los gobiernos neoliberales y los nacionales y populares pasa, en buenas medidas, porque unos atienden la capacidad de demanda y otros la necesidad. Mientras que los gobiernos neoliberales atienden las demandas de los más poderosos, los gobiernos populares buscan resolver las necesidades de los que más lo necesitan y de los que tienen menos voz. Si esas situaciones no las atiende el Estado, no las atiende nadie porque el mercado no resuelve todo”.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *