18 junio, 2024

Compartir

El 95% de las empresas de Salud en América latina usan telemedicina

La pandemia dejó su clara marca: los aislamientos poblacionales, preventivos y obligatorios impulsaron la necesidad de recurrir a la virtualidad y la distancia para mantener todos los órdenes de la vida en actividad y con seguridad. Y las prestaciones de los servicios de Salud, sobre todo, al ponderar la sobrecarga de trabajo que la pandemia instaló en todo el mundo. Una de las primeras consecuencias de este escenario, es la masiva adopción de la telemedicina que, según un relevamiento realizado por NTT DATA y MIT Technology Review, el 95% de las empresas de salud de la región (incluido Brasil) está adoptando a la telemedicina como parte de su estrategia de transformación digital.

El informe se titula “El sector de la salud en América Latina: tendencias e innovaciones” y ofrece indicadores muy interesantes en torno al uso y las estrategias adoptadas en transformación digital. “Al mismo tiempo en que los pacientes tuvieron que adaptarse al entorno digital, las empresas de salud se vieron obligadas a ofrecer servicios digitales innovadores para satisfacer las nuevas demandas”, dijo Alejandro Morán, head global de Salud de NTT DATA y valoró que “es por eso que están cambiando la manera de relacionarse con los pacientes”.

Este trabajo involucró las respuestas de 70 empresas que tienen operaciones en Argentina, Brasil, Colombia, Chile, México y Perú, y un total de 30 entrevistas virtuales, entre fines de septiembre y fines de noviembre de 2021; y mediante las que se pudo conocer que el 95% de las empresas de salud de América latina está adoptando a la telemedicina y que el 53% está utilizando chatbots para agilizar el contacto con los pacientes. A su vez, el 81% dijo haber aumentado sus niveles de inversión en materia de servicios de atención y que, en lo que refiere a las prioridades, el 55% consideró que los canales de atención serán los que concentrarán los esfuerzos de desembolsos, mientras que el 36% señaló a la innovación, la prevención y la vigilancia epidemiológica.

El diagnóstico es un aspecto que este trabajo también aborda y que arrojó que el 29% de los encuestados dice utilizar el análisis de datos con esta finalidad, al tiempo que reconoce que queda aún mucho por hacer, como problemáticas de interoperabilidad que resolver. Y, aún a pesar de ello, la noción de que la Inteligencia Artificial (IA) será protagonista en este rubro está consensuada.

En lo que refiere a la estrategia de datos, tres de cada cuatro empresas dijeron haber implementado una. Sin embargo, la realidad es más compleja: el 3% no usa y no lo hará; el 25% aún no lo usa, pero le interesa; el 37% confirmó usar datos, aunque dijo estar en fase inicial; el 27% los utiliza para fortalecer las relaciones con los clientes; y el 8,5% lo hace con inteligencia en un punto que fue valorado como “excelente”.

Y la realidad se complejiza aún más si ese recorte se hace por países: Brasil y México tienen al 83% de sus organizaciones trabajando con datos como parte de su estrategia, frente a otros, como Argentina y Chile, donde el porcentaje alcanza al 59%.

“La informatización del registro clínico, la interoperabilidad, el relacionamiento con el paciente vía canales digitales y los requerimientos de aplicación de analítica avanzada acelera la profesionalización de las organizaciones IT de los prestadores de salud”, sostuvo Gabriel Ciaburri, Healthcare and Public Sector Director at NTT Data Europe & Latam, y agregó que “ya no se trata de resolver necesidades de microinformática o de infraestructura de telecomunicaciones. Los equipos informáticos de la salud están haciendo el catch up con otros sectores de la economía largamente pospuestos de convertirse en actores principales de la transformación digital”.

Y si, la interoperabilidad siempre es un tema que se posiciona como factor de conflicto y/o desafío e interés. El 45% de los encuestados resaltaron a los Registros Electrónicos de la Salud y la interoperabilidad como prioridades estratégicas a corto plazo. Y, tecnologías como Blockchain surgen como aliadas, si bien la falta de conocimiento en torno a esta herramienta dificulta el desarrollo de soluciones apropiadas.

De hecho, tres de cada diez empresas encuestadas dicen no ser conscientes de la prioridad que la tecnología Blockchain debería tener, mientras que el 42% planean abordar el uso de esta herramienta dentro de los próximos dos años.

“Y no es solo el uso de tecnologías (todavía) disruptivas lo que convierte a un ecosistema de salud digital en un entorno seguro. Es proteger el dato sensible, es proteger los canales de intercambio (de interoperabilidad) de esos datos sensibles, pero también es proteger el valor semántico del dato mediante la codificación y la estandarización lo que en definitiva contribuye a la seguridad del paciente, previniendo daños asociados a la atención médica”, dijo Ciaburri.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *