Desembarco absoluto de Philips en Salud y foco en Latinoamérica

Las tendencias del mercado de la salud y los planes de la compañía; el rediseño de los procesos de las organizaciones, las estrategias con foco en el paciente, las herramientas y las plataformas, pero por sobre todo, el sendero por el que arribar a la tan mentada transformación digital fueron los tópicos que regaron la ajustada agenda de Philips Connect Day 2020, realizado el 6 y 7 de octubre.

En el marco de una pandemia que no da tregua, la compañía apostó por un evento virtual que, con foco en América Latina, confirmara su desembarco absoluto en el sector de la Salud y sirviera de escenario para que los principales actores del rubro “repensaran” las formas en que se conectan los puntos de atención al paciente y la posibilidad de acceder a datos fiables que respalden sus decisiones clínicas, dentro o fuera de las instituciones médicas.

El encuentro contó con el aporte de responsables de tecnología e informática de hospitales públicos y privados de distintos países de la región como Felipe Bajurd, coordinador Médico de Innovación de Hospital Albert Einstein, de Brasil; Alex Vieira, CIO del hospital brasileño Hcor, y Jesús David Díaz Garaygordobil, CIO en el Hospital Sur Christus Muguerza de México.

Desafío en números. A fin de contextualizar el escenario en el que se realiza este evento, sus organizadores exhibieron algunos indicadores del sector en la región. Por ejemplo, que América Latina invierte el 8% de su PBI en Salud, muy por debajo de lo que destina Estados Unidos (16%) y Europa (10%); que el 36% de los hospitales son públicos, que el 80% de las muertes se producen como consecuencia del desenlace de enfermedades crónicas (exceptuando aquellas fruto del Covid-19) y que el 30% de la población no poseía acceso a servicios de la salud a comienzos de año, indicador que se prevé mayor para cuando la pandemia concluya.

Asimismo, el futuro presenta desafíos importantes. En el escenario presentado por Philips para 2035, el mundo experimentará un déficit de profesionales de la salud de 12,9 millones y un incremento de 106% en la tasa de enfermos de cáncer, al tiempo que las personas diagnosticadas por diabetes sumarán 40 millones, unos 15 millones más que ahora.

Fabia Tetteroo-Bueno, CEO de Philips para América Latina

“En los últimos 20 años, la compañía tomó decisiones muy importantes y puso foco en agregar valor e innovación en el sector de la salud y el bienestar”, dijo Fabia Tetteroo-Bueno, CEO de Philips para América Latina, al tiempo que Solange Plebani, Business Manager de Philips, subrayó que la compañía “decidió desinvertir en el área de enseres domésticos para enfocarse en el ámbito de la salud”.

Estrategia con foco. “La salud está creciendo más allá de los hospitales y eso exige agregar valor al sistema; las terapias de diagnóstico, por ejemplo, se ofrecen cada vez de forma más personalizada y eso sólo se puede hacer con tecnología”, sostuvo Tetteroo-Bueno y lo enmarcó en un escenario en el que la integración de los datos “será la llave para acceder a la transformación” de un sector “que necesita eficiencia”.

“Si mejoramos la productividad de los diagnósticos y del equipo de trabajo, además de la experiencia del paciente, disminuirán los costos del servicio de salud”, sostuvo la CEO y repasó que el foco que la compañía tiene en esta región está signado por la ampliación de la oferta de software para “facilitar” la digitalización y la capitalización para el nicho de la salud de su experiencia con el consumidor final.

Soluciones innovadoras. Philips posee un equipo de desarrollo e innovación integrado por más de 200 personas, que se suman a otros 340 profesionales que dan servicios y realizan  implementaciones en compañías ubicadas en 14 países de la región y que conecta a 1.8 millones de usuarios.

La importancia de la innovación radica, en palabras de Tetteroo-Bueno, en su “capacidad para mejorar la vida de las personas”, al tiempo que calificó como “oportuno” el contexto actual de pandemia para comprobarlo.

Solange Plebani, Business Manager de Philips

En ese sentido, Plebani aseguró que, a partir del Covid-19, “se aceleraron cambios que ya venían sucediendo” como, por ejemplo, la necesidad de contar con soluciones que permitan “filtrar” a los pacientes para mantenerlos, en buena medida, por fuera del ámbito hospitalario, y que permitan administrar eficientemente los recursos.

“La necesidad de digitalización es una realidad en todos lados, aún donde había resistencia porque notaron que era la única forma de dar disponibilidad rápida y efectivamente”, sumó Plebani y expuso su experiencia: “La incorporación soluciones de telesalud en cuidados intensivos, por ejemplo, permitió que organizaciones de Salud de Estados Unidos redujeran un 15% el tiempo de hospitalización de sus pacientes, al llevar de 7 a 2 días el lapso de hospedaje”.

“Apuntamos a eliminar la frustración de que la información no esté interconectada”, agregó Calum Cunningham, Business Leader EDI, de Philips, y ejemplificó: “En los Países Bajos, el sistema de Salud se vio colapsado por la pandemia y en tres semanas implementamos nuestra tecnología para interoperar y dar servicio”.

Revolución digital. Buena parte de los oradores diseminados a lo largo de la extensa programación del evento giraron en torno a la importancia de que el sector de la salud se deje llevar por la transformación digital.

Mientras Alex Vieira, CIO del hospital brasileño Hcor, cuestionó que “si la sociedad se mudó de la vida analógica a la digital, por qué no traerlo a la prestación de la salud” y Claudio Giuliano, CEO de Folks, admitió que “cada proceso de digitalización es diferente de otro” y  que “no hay una receta única”; Vladimir Pizzo, CMO de Philips, garantizó que “transformarse es un desafío que se puede hacer de forma organizada y planificada sin que resulte caótico”.

Felipe Bajurd, coordinador Médico de Innovación de Hospital Albert Einstein de Brasil

De la mano de esta directriz va el uso y aprovechamiento de las bondades de la inteligencia artificial para la toma de decisiones médicas efectivas. En ese sentido, Felipe Bajurd, coordinador Médico de Innovación de Hospital Albert Einstein, de Brasil, profundizó sobre la importancia de potenciar acciones en torno a los datos.

“A través de las imágenes se pueden tomar datos cuantitativos y correlacionarlos con datos genéticos, segmentarlos, extraer información y linkearla con datos clínicos para correlacionarlo con diagnósticos y prever, por ejemplo, cómo reaccionará un paciente a un medicamento”, dijo Bajurd e instó a que los médicos “incorporen algoritmos a su práctica porque les permitirá potenciarla”.

En relación a la adopción IT por parte de la planta de profesionales, Fabia Tetteroo-Bueno, mencionó una consulta realizada entre profesionales médicos jóvenes que arrojó que el 50% “no se siente preparado” para realizar tareas administrativas y que el 36% está “súper abierto” al uso de tecnología porque “saben que mejorará la experiencia del paciente”.

A colación de lo anterior, Jorge Solís, que trabaja en uno de los laboratorios más grandes de España como coordinador de Unidad de Imagen cardiaca del servicio de Cardiología del Hospital Universitario 12 de Octubre, de Madrid, contó en primera persona cómo organizaron sus procesos sobre la base de sistemas de información y cómo mejoraron el rendimiento.

“Hace dos años, cuando medicina interna pedía una interconsulta con cardiología, el 95% de los casos requería un ecocardiograma. Ahora, las decisiones se toman en conjunto y eso permitió comprobar que el 85% de los pacientes, en realidad, no lo necesitaba”, detalló Solís.

Jesús David Díaz Garaygordobil, CIO en el Hospital Sur Christus Muguerza de México

Éxito a la mexicana. Entre los muchos casos de éxito que se presentaron a lo largo de las dos jornadas de charlas simultáneas, el de Jesús David Díaz Garaygordobil, CIO en el Hospital Sur Christus Muguerza de México sumó una mirada integral: “Debemos lograr un acceso universal a la salud, independientemente del sistema al que se esté abonado”, sea público o privado.

Para este CIO, la adopción de soluciones probadas, de herramientas consolidadas y de plataformas basadas en estándares abiertos “permitirán” la interoperabilidad que, en pandemia, “garantizó” el abastecimiento del servicio de salud y que “fue la clave para que el sistema no colapsara”.

“Si no adoptamos estándares de interoperabilidad no importa cuánto invirtamos, no vamos a poder hacer que un paciente lleve su información de un lado a otro”, dijo Díaz Garaygordobil y remarcó la importancia de reparar en modelos de gobernanza que se respalden en arquitecturas tecnológicas basadas en necesidades concretas.

A criterio del ejecutivo del Hospital Sur Christus Muguerza, la innovación es un “tema importante” que debe comenzar por preguntar a pacientes, médicos y enfermeros cuáles son sus necesidades y “ayudarlos a generar un vínculo virtuoso”.

“La transformación digital en salud no es una opción, es una obligación; sobre todo, en esta nueva realidad y aquellas instituciones que no estén encaminadas en ese sentido, no podrán sobrevivir”, sentenció Díaz Garaygordobil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

three + 8 =