“Es el momento para exigir fuertes medidas que apoyen la interoperabilidad de los datos en salud”

Nicolás Passadore, jefe del Departamento de Informática en Salud, Grupo CEMICO

Entrevistado por Telemedicina. Salud en línea, Nicolás Passadore, jefe del Departamento de Informática en Salud (DIS) del Grupo CEMICO de Neuquén, aseguró que “los cambios que introdujo la pandemia obligaron y potenciaron los desarrollos tanto tecnológicos como culturales relacionados con el uso de las TICs, y esos cambios llegaron para quedarse”. En este último caso, se refiere a muchos profesionales de la salud que comprendieron que la tecnología per se no es mala ni reemplaza su labor, o clínicas que se vieron comprometidas económicamente porque fueron pensadas para el diagnóstico o para intervenciones quirúrgicas, sin desarrollar alternativas de atención más allá de los presencial”. En este sentido, Passadore habló de la telemedicina como práctica que registró un fuerte impulso en el último tiempo, pero también destacó “la necesidad de aplicar políticas de interoperabilidad de los datos de salud de todo el país para mejorar la atención”. Y afirmó: “Estamos en el momento indicado para exigir a las provincias y a la nación fuertes medidas que apoyen la interoperabilidad, porque si la información está fragmentada, todas las soluciones son parciales”.

CMIC es una clínica polivalente de mediana y alta complejidad con todas las especialidades que contiene el Grupo CEMICO. Entre ellos Conciencia, un centro onco-hematológico, único en la Patagonia que realiza trasplante de médula y uno de los pocos del país; un centro médico de los pocos que hacen transplante de médula, en la Patagonia el único; también Centro Quirúrgico (ambulatorio), Home Care (atención médica domiciliaria que hoy asisten a 180 pacientes de Neuquén y parte de Río Negro, convirtiéndola en la red de atención más grande de la Patagonia); Centro de Rehabilitación Madre Teresa; GEN (laboratorio de análisis clínicos y biología molecular); Escuela de Enfermería; Instituto de Capacitación y Extensión; y Consultorios.
Impacto.

Passadore es Licenciado en Ciencias de la Computación, Magister en Telemedicina y se encuentra finalizando el Magister en Informática en Salud del Hospital Italiano de Buenos Aires. Llegó a CMIC en 2005, y hoy es el jefe de Informática de todo el grupo, con 10 personas a cargo, de las cuales seis son de desarrollo y cuatro de infraestructura. “Es un área que armé yo y que desde que comencé desarrollamos un sistema in house denominado AVICENNA que contiene toda la historia clínica de nuestro grupo, integrado con un módulo de facturación y de farmacia, con digitalización de imágenes de diagnóstico, con los resultado de laboratorio, etc”, detalla Passadore. Y confirma: “Todo desarrollado por nosotros con tecnología open source, al igual que nuestra arquitectura, que en un 90% se apoya en la modalidad de código abierto”.

Impacto Covid. “Hemos crecido de manera exponencial”, asegura Passadore y repasa: “Portal personal de salud, plataforma de telemedicina, plataforma de pacientes crónicos, servidores de terminología, sistema de soporte para la toma de decisiones de los médicos…Muchas soluciones que hacen a nuestro desarrollo”.
Cuando irrumpió la pandemia, en el área de Informática del Grupo CEMICO sintieron que esa labor realizada durante más de 15 años como institución de salud los encontraba preparados para atender la demanda resultante del Covid-19, que de todos modos les impactó y los llevó a desplegar más canales de comunicación con sus pacientes.

La plataforma tiene dos vertientes: Tele consulta y Tele rehabilitación (ver recuadro aparte). “Creo que no existe un proyecto de tele rehabilitación como el nuestro en todo el país que contiene pacientes con necesidad de recuperación física y neurológica”, señala Passadore.

La tele consulta desarrollada por Cemic es totalmente interoperable, integra historia clínica y receta electrónica (ver recuadro aparte) que incorpora todo el proceso hasta la farmacia). Con relación a la reciente aprobación del dictamen de ley para recetas electrónicas (ver pastillero), Passadore explicó que “lo único que se sumó es que la receta venga firmada con un garabato, nuestra solución soporta los dos modelos, es decir, que visualmente se observe una firma que es un garabato escaneado y también la firma digital”.
Interoperabilidad. Neuquén ha sido una provincia pionera en la incorporación de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) tanto en el ámbito público como en el privado, y el la interoperabilidad fue clave para muchos funcionarios y asesores provinciales que se destacan por su trayectoria. En este sentido, el modelo de Estonia fue una guía para Neuquén porque contiene distintos conceptos pensados desde lo digital y no extrapolados de lo presencial a lo virtual (ver http://saludenlinea.com.ar/2019/07/28/la-ensenanza-de-estonia-para-el-e-health/). La plataforma X-Road de Estonia -que permite auditar quién usa el dato y para qué- “es sumamente necesaria, y el éxito de Estonia ha tenido que ver con esta tecnología”, aseguró el jefe del Departamento de Informática de Grupo CEMICO.

De esa línea de entendimiento surgió el proyecto Andes (ver http://saludenlinea.com.ar/2020/05/17/casi-el-100-del-sistema-publico-de-neuquen-tiene-instalado-andes/), que fue apoyado por públicos y privados desde sus inicios. No obstante, hay quienes sostienen que “derivó en un sistema monolítico que no sigue el modelo de integrabilidad (datos, procesos y servicios) e interoperabilidad. Algo que terminó siendo para el sistema de salud público, pero que los privados no lo utilizan.
Una prueba de esta apreciación es Grupo CEMICO: “Hemos ayudado al desarrollo de Andes, al inicio. Luego mutó en algo mucho más grande para el ámbito público. No interactuamos con Andes, pero sí lo hacemos con Nación a partir del Bus de interoperabilidad para acceder a las historias clínicas”, explicó Passadore.
No obstante, aclaró y ejemplificó: “Somos la única institución privada que ha firmado un convenio con la provincia hace más de cuatro años para que pueda ver las camas que tenemos disponibles”. Y recomendó: “Acá lo que necesitamos es interoperabilidad, tenemos que conocer a los pacientes que llegan y para eso los datos tienen que estar compartidos por todo el sistema de salud, público y privado”.

Regulación. “Somos interoperables entre nosotros porque usamos todos estándares. Hay largos años todavía de desarrollos, muchos avances aislados, pero necesitamos empezar a abrirnos, los privados también tenemos que hacer la autocrítica para entender que hay que compartir los datos. Hay tecnologías que ya nos permiten brindar al paciente la seguridad necesaria de que nadie ha violado sus datos. Por su puesto tiene que existir una ley para obligar a compartir. La complejidad viene porque hay muchas instituciones de salud que no tienen digitalizada la información. Desplegar esa logística para que eso ocurra, tiene que contemplar esto”, manifestó el jefe de Informática en Salud de Grupo CEMICO y concluyó: “La información es como el conocimiento, siempre está distribuido, lo que hay que hacer es gestionarlo de la mejor manera posible para que todos puedan acceder de manera segura”.

RECUADROS

Aun sin marco legal, el sector entendió que el uso de la telemedicina es fundamental
El Departamento de Informática en Salud del Grupo CEMICO, desarrolló una plataforma de Telemedicina, que le permite al profesional de la salud comunicarse con el paciente y dar continuidad en la atención. Se encuentra integrada en la Historia Clínica Electrónica (HCE) y está desarrollada con estándares (SNOMED-CT redo y FHIR redo).
Al momento de la comunicación con el paciente, el profesional de la salud cuenta con todos los datos clínicos y puede brindar una atención de calidad centrada en la información. Además, la plataforma cuenta con la opción de intercambiar archivos entre los participantes intervinientes en una Teleconsulta. Asimismo, se puede generar una receta digital que cumple todos los estándares de interoperabilidad. La receta generada por el médico es enviada automáticamente al paciente y al portal de recetas digitales, desarrollado también por el DIS, para las farmacias de la zona.
El proyecto de receta electrónica de Grupo CEMICO fue presentado a autoridades nacionales
El Departamento de Informática en Salud (DIS) del Grupo CEMICO desplegó el servicio de Receta Digital Interoperable, el cual está integrado en diferentes módulos que componen el ecosistema de soluciones tecnológicas del grupo. Se trata de una iniciativa que el jefe del DIS, Nicolás Passadore, presentó recientemente a Nación y que anticipó que “la idea es realizar un prototipo y poder exponerlo en algún evento”.
Las recetas son creadas bajo el estándar de documentos, HL7 CDA redo y utilizan el estándar de terminología SNOMED CT redo. De esta manera, la información que contiene cada receta, puede ser intercambiada entre diferentes sistemas, y hacer uso de la información según sus propósitos, logrando así la interoperabilidad.
También desde el DIS, se desarrolló un portal para las farmacias de la zona, que tiene la capacidad de recibir CDA de recetas digitales. El portal cuenta con un buscador simple, que le facilita a la farmacia la localización de las recetas prescritas por un médico a un paciente y la dispensación de la misma. Una de las características más relevante del portal es que la farmacia puede obtener el CDA y hacer uso de la información que el mismo contiene desde su propio sistema y de forma automática.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

three × 4 =