1 diciembre, 2022

GS1 y un nuevo impulso para la trazabilidad de medicamentos

GS1 y un nuevo impulso para la trazabilidad de medicamentos

El Covid-19 impactó también en la concientización sobre la importancia de la estandarización y la trazabilidad para realizar un seguimiento efectivo de los casos detectados y de cualquier insumo o dispositivo médico utilizado en los protocolos de salud.

“Hoy estamos frente a una nueva oportunidad para seguir trabajando más fuertemente en la mejora de la cadena de salud y llegar a una trazabilidad de medicamentos de punta a punta y a un registro de tratamientos que aseguren la salud de las personas”, afirmó Alejandro Rodríguez, gerente General de GS1 Argentina. La organización puso a disposición los estándares abiertos e independientes de la tecnología a través del Sistema Global GS1 para que los tan conocidos “códigos de barras” y sus sucesores como el Datamatrix, el QR o la RFID sigan identificando la autenticidad de los productos y los medicamentos.

El estándar Global de Trazabilidad GS1-GTS permite definir y alinear los requerimientos del sector en forma local y global para garantizar la interoperabilidad y compatibilidad entre los distintos sistemas que implemente cada actor de la cadena verificando el correcto funcionamiento de los sistemas de trazabilidad.
Desde el primer día de alerta por el Coronavirus en la Argentina, se trabajó en detectar si las personas que viajaron desde el exterior hacia el país –residentes o turistas- estaban contagiados o no, y se puso a disposición de las autoridades la información recolectada en declaraciones juradas.

Alejandro Rodríguez, gerente General de GS1 Argentina

Ajuste de controles. Con el avance de la pandemia, el control del movimiento de las personas y sus círculos de contacto debe ser cada vez más minucioso, y también la trazabilidad del material utilizado por el sector de la salud y por el de seguridad que trabaja en las calles.
Esta trazabilidad está basada en la identificación de cada unidad, y también en la de las ubicaciones dentro de las plantas de producción, para lo que el camino más seguro es el de la utilización de sistemas estándares que permitan seguridad en los datos informados, así como también en la administración del stock existente, indispensable para un rápido suministro.

Realizar un seguimiento minucioso de los productos médicos prioritarios para la prevención, diagnóstico, tratamiento o rehabilitación es fundamental para otorgar seguridad a la hora de ser utilizados. Es conocido que hubo circulación de artículos médicos falsificados, fallados, de baja calidad o no autorizados.
“Ante esta situación Argentina cuenta con herramientas aptas para intensificar y profundizar las medidas ya tomadas, como por ejemplo los estándares de identificación que se utilizan en primer lugar en productos de consumo masivo como alimentación, higiene del hogar o personal, y también desde hace más de 20 años en el sector de la salud”, explicó Rodríguez.

Una solución con historia. La trazabilidad en el sector de la salud rige en la Argentina desde 2011 por disposición de ANMAT. Permite mantener la identificación de una cantidad de medicamentos no sólo por su código sino también por el número de lote, fecha de vencimiento y número de serie. La gestión de circulación de estos productos garantiza a todos los eslabones involucrados de la cadena (laboratorios, droguerías, centros de salud, farmacias y pacientes) la administración segura y precisa de los datos compartiéndolos con un lenguaje estándar, y por sobre todo le garantiza al paciente el suministro de medicamentos auténticos evitando falsificaciones y adulteraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

thirteen − 13 =