17 septiembre, 2021

Estonia lidera la Salud Digital en Europa

Estonia lidera la Salud Digital en Europa

Según la “Encuesta Anual de Salud Digital en Europa 2019” (Annual European eHealth Survey 2019) -realizada por HIMSS en conjunto con McKinsey & Company-, Estonia superó a Dinamarca como país líder en salud digital en el viejo continente. El estudio es el resultado del relevamiento de opinión sobre más de 500 profesionales del sector en 30 países europeos. La seguridad, la interoperabilidad y la capacitación de los pacientes surgieron como las principales preocupaciones de la industria sanitaria en Europa. Mientras que entre las tendencias destacadas se hallaron los registros digitales de salud de los pacientes y los servicios de telemedicina.

Hace un año que Finlandia y Estonia comenzaron a actuar juntos para realizar recetas electrónicas para la Unión Europa -ePrescriptions- para que todas las prescripciones efectuadas en el país nórdico pudieran ser dispensadas en farmacias estonias que se hayan adherido al proyecto mediante la firma de un convenio. Este hecho funcionó como bisagra para que Estonia destrone a Dinamarca y sea percibido como líder en salud digital en Europa.

Los avances de Estonia en e-Health también llamaron la atención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que convocó a Marten Kaevats, Asesor Digital Nacional de la Oficina del Gobierno de Estonia para ser miembro del Grupo Asesor Técnico de Salud Digital (DH-TAG). Así, desde noviembre de 2019, Kaevats es el responsable de liderar el flujo de trabajo en arquitectura de gobernanza de interoperabilidad. Básicamente, eso significa que están construyendo un plan y una Prueba de Concepto (Proof of Concept -PoC-, por sus siglas en inglés), de “la plomería” de los sistemas de información de salud en todo el mundo. Paso a paso acercándose a la visión de hacer que todos los sistemas de información de salud y bases de datos se comuniquen entre sí.

Tendencias y obstáculos. La Encuesta -que ya va por su tercera edición- revela que la capacitación del paciente es uno de los principales motores de desarrollo de la salud digital. Por eso, Europa se enfoca cada vez más en que los pacientes puedan acceder a sus propios registros médicos, utilizarlos y contribuir con datos auto-generados. Pero esta capacitación requiere de infraestructura digital. Italia (47%), Países Bajos (39%) y Países Nórdicos (34%); se destacan en acceso del paciente a información como su principal prioridad. En España (38%), el procesamiento de los datos generados por el paciente cobra mayor relevancia.

Otro aumento significativo detectado a través de los años es el uso de la telemedicina. Países como Alemania se destacan y en el estudio sostienen que puede estar vinculado a las iniciativas legislativas que plantean incentivos con esquemas de reembolso para quienes proveen ese servicio. “En Alemania y en muchos otros países, los proveedores deben acelerar la capacitación de los pacientes a través de registros electrónicos de pacientes y transparencia en los resultados de tratamiento. La tendencia de tratamiento ambulatorio aumentará aún más si el proveedor de atención ambulatoria utilizara los registros de los pacientes para mantener a los pacientes fuera del hospital”, dijo a la prensa Jochen Messember, socio de McKinsey & Company.

El financiamiento en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) aparece como el principal obstáculo (37%), en particular en el Reino Unido, en España y en Alemania. Le sigue la falta de estándares de interoperabilidad que permitan el intercambio de datos entre sistemas (29%) y la falta de profesionales calificados en salud digital (28%).
Jörg Studzinski, director de investigación de HIMSS, observó que “las regiones digitalmente más avanzadas y países nórdicos, como los Países Bajos y España; también poseen un fuerte enfoque en temas como inteligencia artificial y análisis de salud; aunque muchas de estas capacidades llegarán al mercado con alguna demora debido a la falta de fondos y escasez de fuerza laboral”.

Empoderar a los pacientes
Las recetas digitales que ya pueden hacerse en Finlandia y ser expendidas en países como Estonia se realizan a través de la eHealth Digital Service Infrastructure, sin que el paciente tenga que presentar la versión en papel. Algo que está alineado con el objetivo de la Comisión Europea de “digitalizar la atención sanitaria con el fin de empoderar a los pacientes y darles acceso a sus datos de salud garantizando la continuidad asistencial”.
La iniciativa de Finlandia y Estonia obtuvo la felicitación del vicepresidente para el Mercado Único Digital de la CE, Andrus Snsip, quien valoró que hayan “mostrado el camino hacia la cooperación entre Estados en materia de eHealth”. Y expresó su deseo de que otros países les sigan los pasos muy pronto: “La gente debería poder usar las prescripciones electrónicas más allá de sus fronteras, ya que la libertad de movimiento es un principio fundacional de la Unión Europea”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × 2 =