10 diciembre, 2022

Senderos para la transformación de la salud

Senderos para la transformación de la salud

Noviembre fue un mes de interesantes debates acerca de cómo y para qué utilizar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) en el sector de la salud. Tanto en el evento Digital Deep Training como en las XIV Jornadas de Informática en Salud del Hospital Italiano, quedaron plasmadas las distintas aristas alrededor de la posibilidad de contar con una Historia Clínica Digital en la Argentina, y cómo hacer que estos datos estén disponibles para quienes salen del país y necesiten ser atendidos, pero también acerca de quién tiene que almacenar la información y para qué, quién debe protegerla y cómo, cuál es el objetivo que tiene que tener un Estado cuando decide informatizar el sistema de salud y cómo deben jugar los privados en este escenario. Mientras que el denominador común en todas las discusiones es darle un lugar a las TICs como herramienta y no como finalidad.

Marten Kaevats, National Digital Adviser Strategy Unit de Estonia

Experiencia. La participación Marten Kaevats, National Digital Adviser Strategy Unit de Estonia en Deep Digital Training permitió entender qué hizo, cómo lo hizo y qué piensa hacer el “país más digital del mundo” (ver http://saludenlinea.com.ar/2019/07/28/la-ensenanza-de-estonia-para-el-e-health/). Kaevats fue tajante: “La construcción de una sociedad digital tiene muy poco que ver con la tecnología y mucho que ver con las personas y los burócratas políticos”. En este sentido, trazó un camino con algunos pasos que consideró fundamentales: 1) definir los valores sobre los que se quiere desarrollar la sociedad, 2) posicionarse entre los dos extremos -ni ser China donde hay control total del Estado ni ser Estados Unidos donde hay control total del mercado-, 3) contar con un número de identidad digital único, 4) descentralizar los servidores que almacenan los datos, 5) aplicar el principio de Once Only -que consiste en que el Estado no puede pedir a los ciudadanos y a las empresas la misma información más de una vez. Este principio debe aplicarse a todos los países de la Unión Europea a partir de 2020; y 6) no desechar todo con cada cambio de gobierno.

En salud digital, Kaevats tiene mucha experiencia para compartir. Recientemente, fue elegido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para implementar el “master plan” para la interoperabilidad en salud en todo el mundo. Finlandia y Estonia conectaron sus sistemas informáticos médicos. La aventura les tomó cuatro años.
Kaevats es también el iniciador de la estrategia de Inteligencia Artificial en Estonia, un adelanto con mucho para dar a la medicina (ver http://saludenlinea.com.ar/2019/07/06/un-fantasma-recorre-hospitales-y-clinicas-el-de-la-inteligencia-artificial/).

Gustavo Giorgetti, fundador de ThinkNet

Impulso. En la Argentina siempre hay pioneros y Neuquén es una provincia que se dedicó a estudiar y comprender los principios de Estonia y apostó a construir un ecosistema digital de integración para emular con características propias las mejores prácticas de este pequeño país báltico del norte de Europa. Gustavo Giorgetti, fundador de ThinkNet –empresa que ayudó a Neuquén a implementar el modelo estonio- aseguró que “la verdadera transformación digital es que las máquinas hablen entre ellas”, y fue más claro: “lograr que los ciudadanos estén libres de trámites, es decir no hacerlos hacer lo mismo que en forma presencial, pero frente a un dispositivo conectado a Internet”.

Kaevats y Giorgetti se encargaron de promover dos ideas clave: interoperabilidad y descentralización. Es decir, estándares y arquitectura distribuida. Ni el Estado ni un puñado de empresas deben tener el monopolio de los datos. La clave es que estén distribuidos en distintos servidores y se pueda acceder a ellos en forma segura a través de estándares. Esos estándares incluyen también la tecnología del Blockchain que ofrece ciberseguridad. La plataforma XROAD que habilita Estonia “viene a consolidar los procesos de seguridad como el HL7 en salud y de otros segmentos que tienen sus estándares”, aseguró Giorgetti.

Félix González, del Ministerio de Salud Pública de Uruguay

Región. Un país latinoamericano que se asemeja a Estonia por dos razones básicas –población y tipo de gobierno- es el vecino Uruguay. En Estonia son 1,3 millones de personas y en Uruguay 3,5 millones; y en ambos países son Estados unitarios, condiciones que si bien no son suficientes, habilitan decisiones rápidas y flexibles. Durante las XIV Jornadas de Informática en Salud realizadas a fin de noviembre por el Hospital Italiano, el Dr. Félix González, representante del Ministerio de Salud Pública en el Comité de dirección de Salud.uy, hizo un repaso sobre la estrategia de salud digital de su país y explicó: “El planteo es que todos los usuarios del sistema de salud uruguayo tengan una Historia Clínica Electrónica, y todo esto está apoyado en conectividad (N.del E.: Uruguay es el país con mayor penetración de redes fibra óptica de la región) y en la Agenda Digital”. “El principal objetivo de la Historia Clínica Electrónica Nacional (HCEN) es promover y mejorar la continuidad del proceso asistencial de los usuarios del sistema de salud uruguayo, mediante un mecanismo que permite unificar y hacer disponible toda la información clínica del usuario de salud ante un evento asistencial”, recalcó González.

Claudia Gysella Cordova Yamauchi, jefa el Equipo de la Dirección General del Ministerio de Salud del Perú

Un caso especial es el Perú. Un Estado Unitario, pero con 39 millones de habitantes. Claudia Gysella Cordova Yamauchi, jefa del Equipo de la Dirección General del Ministerio de Salud del Perú, explicó durante las Jornadas del Hospital Italiano que en 2018 fue muy importante contar con la Ley de Gobierno Digital porque dio lugar a una estructura de comisiones de gobierno digital con participación de ministros de cada área y de responsables de presupuesto que abrió el camino en Perú para avanzar en salud digital. También aseguró que una política de incentivos realizada por el Ministerio de Economía y Finanzas permitió pasar de 80 a 767 instituciones con módulos de Historia Clínica Electrónica (HCE) implementados.

Consejos. Funcionarios del área de la salud del gobierno de Río Negro mostraron gran interés en conocer cómo empezar a transitar el camino de la transformación digital. En Río Negro son 700.000 habitantes y cuenta con dos instituciones públicas de salud. La recomendación de Kaevats en una reunión improvisada durante el Digital Deep Training para esta provincia patagónica fue, en primer lugar, conectar ambos hospitales. Luego, lograr individuos responsables, encontrar el Business Case (es decir, qué es lo que se puede hacer mejor para los ciudadanos), y por último, comunicar. Es importante, transmitir qué se está haciendo, para qué y los resultados.
En su postura de descentralización y de interoperabilidad, aconsejó no contar con un solo proveedor ni con una solución para todo. “Es preferible –aseguró- comprar 50 productos o modelos más pequeños”.
En Estonia el proceso de generación de una receta digital tarda menos de un segundo y todos los actores involucrados interoperan (médico, obra social, farmacia, descuentos, etc). Algo que es posible si, como dice Gustavo Giorgetti, nos tomamos el trabajo de entender qué es lo que hay detrás de la transformación digital.

One thought on “Senderos para la transformación de la salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seventeen − two =