“Llegamos a la tecnología porque necesitábamos comunicar equipos de salud”

“Llegamos a la tecnología porque necesitábamos comunicar equipos de salud”

“Lo más complejo es el armado de la red, la tecnología acompaña”, aseguró Alejandro Cámara, coordinador de Gestión TIC del Hospital Garrahan, en una entrevista exclusiva para Telemedicina – Salud en Línea. Luego de 22 años de labor ininterrumpida, superaron las 300 instituciones incorporadas al Programa Nacional de Telesalud Pediátrica. Y en 2018 lograron una fuerte alianza con el Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata, que les permitió iniciar un proceso de trabajo intenso con la provincia de Buenos Aires.

Alejandro Cámara es parte del Programa de Telemedicina que el Hospital Garrahan inició allá por 1997 cuando el entonces director del nosocomio, Mauro Castelli, notó que de haber contado con un método adecuado de derivación médica se podrían evitar los trastornos de decenas de familias de todo el país deambulando por los pasillos del hospital. Sucedía que algunos pacientes concurrían sin ser referidos por profesionales, se realizaban consultas innecesarias o tardías, y no había un seguimiento de la atención luego del egreso del paciente. Castelli advirtió la necesidad, de comunicar equipos de salud diseminados en todo el país. Veintidós años después, el ahora denominado Programa Nacional de Telesalud Pediátrica vincula más de 300 instituciones, y es referencia nacional e internacional para proyectos similares.

La primera experiencia de Oficinas de Comunicación a Distancia (OCD) se efectuó con teléfono y fax. Entre 1997 y 1998 recibieron la donación de un aparato de videoconferencia, pero requería que del otro lado también tuvieran equipos similares que en aquel entonces se instalaban en salas especialmente montadas y para conectarlos se utilizaban líneas ISDN (Red Digital de Servicios Integrados) porque eran las únicas que en esos años permitían alta calidad para la transmisión de voz, datos e imágenes en simultáneo.

En 2003 fue el año del gran sato para las OCD, porque el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) montaron sus propias redes de comunicación, prestaron sus sedes y los equipos médicos de todo el país concurrían para realizar las videoconferencias.

También fue el año en el que se creó el “Programa en Apoyo al Establecimiento de Redes de Servicios” en la provincia de Jujuy ‐financiado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)‐ cuyo objetivo fue instalar una forma de comunicación para la consulta de pacientes de hasta 15 años y 11 meses que respetara la referencialidad entre niveles asistenciales. 

Para ello, se transfirió el modelo de organización de la OCD del Garrahan, al Hospital de Niños “H.Quintana”, al Hospital General “J. P. Soria” –de Jujuy–    y a cuatro hospitales zonales. Tras el éxito alcanzado, se creó en 2003 el Programa de Comunicación a Distancia (PCD) para replicar el modelo iniciado en Jujuy en otras provincias argentinas. Y desde 2006 el PCD se encuentra dentro del Programa de Referencia y Contrarreferencia (P de RyCR). 

El P de RyCR está basado en un modelo de mayor autonomía: la consulta se dirige al hospital de referencia (en la mayoría de las provincias suelen ser hospitales generales con áreas de pediatría) que tiene el apoyo del Ministerio de Salud. Van con el referente de OCD de ese hospital a cada una de las unidades de referencia de esa provincia, y cuando no se puede resolver el caso en ese circuito, se realiza la consulta con la OCD del Garrahan.

Ya en 2011 la mayoría de los centros de salud accedía a conexiones de Internet de banda ancha. Fue cuando en el Garrahan decidieron gestionar un crédito al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para equipar 160 hospitales de todo el país con videoconferencia y desarrollar una plataforma que pudiera reemplazar al correo electrónico como modo de consulta.

La devaluación de comienzos de 2014 llevó al hospital a negociar con Unify (ex Siemens) a quién le habían comprado los equipamientos. Notaron que los 160 equipos habían sido adquiridos con 500 licencias de software. Estos programas se instalan en cualquier computadora y emulan un equipo de videoconferencia.   

También en 2014, los ex ministerios de Salud y de Planificación Federal lanzaban el Plan Nacional de Cibersalud (actual Red Nacional de Telesalud). En ese momento las salas de Cibersalud se instalarían en hospitales públicos nacionales de diferentes puntos del país y serían diseñadas a partir del P de RyCR del Garrahan.

El Hospital Garrahan se financia en un 80% con aportes de Nación en un 20% de la ciudad de Buenos Aires. Es un ente autárquico con un régimen de personal propio. Aunque también recauda a través de las obras sociales y de los acuerdos que posee con algunas prepagas; estos ingresos en el momento de mayor ocupación no superaron el 20% de lo que cuesta mantener el hospital. 

Los pacientes del Garrahan provienen en más de un 55% de la provincia de Buenos Aires, en un 30%-35% del interior del país, y en un 10%-15% de la ciudad de Buenos Aires.

La novedad es que en 2018, a través de una fuerte alianza con el Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata, iniciaron un proceso de trabajo intenso con la provincia de Buenos Aires.