La 5G da impulso a la receta digital en Uruguay

Debido a la complejidad tecnológica y a la diversidad de actores del ecosistema de salud que intervienen en el proyecto de Receta Digital Nacional de Uruguay, se requieren múltiples enfoques profesionales, y la participación de todas las organizaciones vinculadas a la producción, distribución y regulación de los medicamentos en el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS). En este sentido, la Agencia de Gobierno Electrónico de Uruguay (Agesic) destaca el sector de las telecomunicaciones, con la estatal Antel a la cabeza, que durante 2019 desplegó redes de conectividad conocidas como 5G, convirtiéndose en un eslabón fundamental de la cadena de desarrollo de la Receta Digital Nacional. Pero también advierte la necesidad de incentivar al resto de las compañías prestadoras del servicio con acceso a más espectro radioeléctrico y generación de una agenda que les de previsibilidad en las inversiones destinadas a mejorar sus redes.

La iniciativa de la Receta Digital Nacional apunta a mejorar la calidad asistencial en el sistema de salud. Así, el usuario del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) puede tener acceso a la dispensa de medicamentos en cualquier farmacia institucional o comunitaria en la que esté habilitado. El programa pretende que los habitantes accedan a sus medicamentos en todo el territorio, independientemente del prestador de servicios de salud donde recibió la prescripción.

Cuatro entes uruguayos completaron en 2019 la conectividad a la plataforma de receta digital: Sanidad Policial, Sanidad Militar, Banco de Seguros del Estado (BSE) y dependencias de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

La Agesic destaca que los procesos tecnológicos y funcionales involucrados a nivel de cada prestador y de la propia plataforma nacional representan avances muy significativos. Y que constituyen una fuente de experiencia para los equipos de informática médica y de gestión de los servicios públicos de los prestadores, así como para el diseño definitivo de la plataforma nacional de Receta Digital.

Por caso, el Hospital Maciel de ASSE eliminó la entrega de recetas de medicamentos no controlados en formato papel a los pacientes, en una primera etapa a quienes asistían al servicio de puerta de emergencia, y luego amplió esta funcionalidad a otras dependencias. Por su parte, Salud Policial, comenzó a enviar a la plataforma registros de prescripción y dispensación, utilizando la codificación del Diccionario Nacional de Medicamentos y Afines.

Otra de las organizaciones que se sumó a esta iniciativa fue Sanidad Militar. En este caso se encargó de enviar los registros de dispensación y tiene previsto adicionar la prescripción durante el primer semestre de 2020. Mientras que BSE envía registros de prescripción y está trabajando para incorporar los de dispensación en los próximos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nine + 12 =